UK law is changing. We would like to place cookies on your computer to help us make this website better. We've always done this (it's how websites work!), but the law now says I must ask your permission first. To find out more about the cookies, see the privacy notice.

I accept cookies from this site

UK Registered Charity 1117093
Company Number 5947088

"I jump into a sand pit for a living"

Jonathan Edwards, World record triple-jumper

esperanza

Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado. Romanos 5.5

La esperanza es lo que sostiene nuestra fe y nuestras ilusiones para el futuro. Si estamos en un buen momento, nuestra esperanza es seguir así e ir por más. Si estamos en un mal momento, nuestra esperanza es volver a la gloria, porque aún seguimos CREYENDO que se puede.

Pablo escribió este versículo en medio de mucho sufrimiento, sufrimiento que muy probablemente nunca nos tocará experimentar; sin embargo, su mensaje habla profundamente al corazón del deportista.

"...el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza; y esta esperanza no nos defrauda..." (vv3-5)

Podemos tener la certeza de que Dios ve lo que estamos viviendo y como dice en v2, "mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia [paz y amor de Dios] en la cual nos mantenemos firmes".

Siempre tenemos un fundamento para tener esperanza, porque con el Señor en medio de nuestra situación (buena o mala), nos atrevemos a creer que lo mejor está por venir. Por un lado, nuestra esperanza eterna, estar con el Señor Jesucristo en permanente paz, amor y gozo después de esta vida; pero no es solamente para "después". También podemos experimentar esta realidad hoy, YA, porque: "Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado".

Weekly sports email

Leave your email address if you wish to receive Stuart's weekly sports email: